Los mil menores y las cerca de 700 familias con las que trabajamos en Balia son muy vulnerables y están sufriendo con especial crudeza los efectos de esta pandemia. Así lo estamos constatando cada día, pues estamos en permanente contacto con todos ellos, ofreciéndoles apoyo y orientación y trabajando con los niños, niñas y adolescentes para dar continuidad a nuestros programas. Queremos que sepan que no están solos y, en la medida de lo posible, perciban cierta normalidad en sus rutinas. Esto es lo que estamos haciendo:

  • Nuestro equipo docente continúa trabajando con los menores, apoyándose en las herramientas disponibles en cada caso: teléfono, email. Siguen ayudándoles diariamente con sus tareas escolares, dándoles apoyo psicológico y emocional y detectando, además, carencias y necesidades concretas de sus familias. En cada caso, estamos asesorando y derivando a los recursos disponibles para solventarlas. Nos estamos coordinando para ello con los centros escolares y los servicios sociales.
  • Proponemos cada día retos, juegos, manualidades e ideas de entretenimiento y ocio saludable para los menores. Las estamos difundiendo también en nuestras redes sociales, que os invitamos a seguir estos días.
  • Conecta, nuestro programa por el que jóvenes voluntarios ayudan a los mayores con la informática y el manejo de sus smartphones –tan necesarios ahora para comunicarse con sus familias- también continúa, cumpliendo la doble finalidad de apoyar a los mayores y acompañarles de manera especial en estos días de aislamiento. Otros programas de Balia, como el programa de inserción laboral para mujeres, continúan sus sesiones telemáticamente.
  • ¡El deporte estrella de Balia, el baloncesto, continúa online! Los chavales están haciendo tablas de ejercicios para seguir entrenando en casa. Los alumnos de baile continúan sus clases telemáticamente y están preparando juntos coreografías que esperamos compartir con vosotros muy pronto.

Nos consta que muchas de las familias que participan en nuestros programas ya están afectadas por ERTES, despidos o vacaciones obligadas sine die. La carencia de material informático y de conexión a internet es otro problema habitual. Por ello hemos lanzado iniciativas concretas para solventar las necesidades detectadas:

  • Vamos a distribuir ordenadores y tablets a las familias que los necesiten para que los niños y niñas puedan continuar con su trabajo escolar.
  • Les facilitaremos asimismo tarjetas SIM precargadas para facilitar su conexión a Internet.
  • Estamos orientando y haciendo seguimiento activo con las familias que necesitan alimentos para que puedan obtenerlos en instancias públicas y privadas que se los facilitan.

Decenas de voluntarios de Balia se están movilizando y ofreciendo su tiempo para atender necesidades puntuales y muy específicas de los menores, y para ayudar con todo aquello que vaya surgiendo.

Sabemos que en las próximas semanas los menores y sus familias van a necesitar mucho más por parte de todos. Por eso, y porque muchos de vosotros –particulares, instituciones y empresas- nos habéis contactado para preguntar cómo podéis ayudar, hemos puesto en marcha una bolsa especial de donaciones que nos ayudará a solventar las carencias específicas y más urgentes que vamos detectando.

Puedes hacer tu aportación AQUÍ

Balia sigue trabajando para que cuándo esta situación finalice, volvamos a la normalidad y sigamos ofreciendo un mejor futuro y más oportunidades a los niños, niñas y adolescentes que, sin duda, lo necesitarán más que nunca. Nuestro compromiso es trabajar para que esta situación no genere una mayor brecha social, educativa y económica.

#Nosquedamosencasa
#Todosaldrábien

 

 

Contacto

info@fundacionbalia.org

Sede Madrid: 91 570 55 19

Sevilla: 954 583 418

Guadalajara: 949 381 514

Cuentas Bancarias

Santander: ES28 0030 1147 3500 0178 2271

BBVA: ES06 0182 5674 9002 0806 5443

Bankia: ES84 2038 1014 4760 0069 7378

Kutxabank: ES66 2095 0470 2091 0927 2282

Sugerencias

Déjanos tus sugerencias aquí